Cada vez que leemos un texto para entenderlo, cada vez tratamos de recordar donde dejamos algo, cada vez que resolvemos un problema algebraico, aplicamos procesos cognoscitivos.

Definición de cognición de Neisser

En 1967, Ulric Neisser ofrece esta definición: “La psicología cognoscitiva se ocupa de todos los procesos por los que la información de los sentidos se transforma, reduce, elabora, guarda, recupera y utiliza”.

Todo estímulo físico que no haya sido transformado se pierde para siempre. Olvido es una palabra que comprende varios procesos, en la cual su sistema cognoscitivo reduce la información, en su contrario la elaboración consiste en vincular. Cuando elaboramos una representación, la relacionamos con representaciones más concretas más concretas o más generales. El resultado es que la elaboración, a diferencia de la reducción, que elimina algunos aspectos de una representación para el procesamiento posterior, añade elementos a ésta.

¿Para qué pasar por todas las molestias de elaborar la información? El objetivo de que nuestro sistema cognoscitivo elabore es establecer, para la representación que interesa, un contexto que comprende otras representaciones , temporales o permanentes, que sirven para identificar la nueva.

Neisser señala la capacidad del sistema cognoscitivo de guardar y recobrar la información. Por costumbre pensamos que estos procesos corresponden a nuestra memoria. Es verdad que podemos sostener por periodos largos algunas de las representaciones que creamos y muchas las recobramos con facilidad. La palabra más importante de la definición de Neisser es la memoria. La cognición crea representaciones que utilizamos.

Planos de análisis: el mental, el neuronal y el cognoscitivo

La definición de Neisser se centra en la cognición como un conjunto de procesos que generan una serie de acontecimientos. La representación es el primer objeto de los procesos de atención y por tanto se convierte en una especie de hecho de la atención; en seguida es clasificada y pasa a formar parte de una categoría.

La existencia de la mente es la forma que tiene la naturaleza de decirle que su cerebro humano funciona.

Tomemos un fenómeno, una imagen, y la examinamos en dos planos: primero, en uno empírico (de la experiencia), que llamaríamos su mente, y luego en el concreto o físico, que llamaríamos su cerebro. Cuando hablamos de la imagen en el plano empírico, lo hacemos con los términos adecuados para el caso, los términos mentales que denotan las propiedades de nuestra conciencia. Pero cuando hablamos de la imagen en el plano neuronal, los términos apropiados son los que describen procesos y hechos neuronales. Ambos planos son reales y, en tanto que descripciones, existen con independencia de que sus contenido remitan a la misma cosa.

El plano cognoscitivo de análisis es cuando describimos en términos abstractos tales procesos, y la parte de usted que los efectúo fue un sistema cognoscitivo.

El plano cognoscitivo de análisis, es una especificación abstracta de los hechos que tienen lugar en el plano neuronal. El plano cognoscitivo es tan real como el neuronal y el mental. Cada vez que usamos etiquetas que os e relacionen con ningún hecho neuronal, que incluyen palabra como decidir, atender, guardar, recuperar y otras, describimos las actividades del sistema nervioso, es decir, aunque explícitamente no usemos etiquetas neuronales.

Es posible describir la información neuronal en forma abstracta, y en tal caso hablamos de análisis cognoscitivo. Los hechos cognoscitivos como los mentales siempre se basan en hechos neuronales. No hay hechos neuronales desperdiciados o inútiles, pues todos o casi todos son cognoscitivos. Pero no todos los hechos cognoscitivos son mentales. Aunque muchas veces estamos concientes de nuestros procesos cognoscitivos muchas otras veces no nos damos cuenta de estos procesos y entonces hablamos de hechos en el plano cognoscitivo de análisis que no tienen correspondencia con nada en nuestra mente.

Los estudios de Bonebakker prueba este efecto porque muestra que incluso cuando no se tiene la mente del todo alerta de cualquier manera hay cognición. Por esto los psicólogos de la cognición quieren especificar el resultado de estos hechos neuronales en un plano superior y más general de análisis.

Clases de conocimiento y tipos de procesamiento

Los psicólogos de la cognición emplean dos términos par explicar dos formas diferentes de conocimiento: el conocimiento declarativo, que se refiere a información objetiva que es más o menos estática, que tiene una organización patente y en general es descriptible, suele adoptar la forma de una serie de hechos relacionados y si nuestro conocimiento declarativo es erróneo, de todos modos cabe expresarlo en forma objetiva. El conocimiento procedimental se refiere a los conocimientos que permiten las acciones diestras y es dinámico.

La mejor manera de resumir estas dos clases de conocimientos sería enunciar las frases “saber cómo” que se refiere a los conocimientos (no verbales) de los procedimientos que seguimos para alcanzar un objetivo. Y “saber qué” se refiere a los conocimientos que describimos más o menos completamente en una serie de oraciones declarativas.

La cuestión que abordarían los psicólogos de la cognición atañe a los códigos cognoscitivos en que están representados los dos tipos de conocimiento.

Los psicólogos de la cognición se refieren a la información general sobre las propiedades de palabras y conceptos compartida por muchos individuos como el conocimiento semántico o memoria semántica (especie de ilusión). La información que posee cada quien dada su experiencia personal y que, por eso mismo, está ligada a un momento y un tiempo específicos se denomina conocimiento episódico o memoria episódica. Ahora definiremos la atención como la concentración y el enfoque de la actividad mental.

Los procesos cognoscitivos deliberados que requieren atención para iniciarse y sostenerse se denomina procesos controlados. Aquellos que comienzan y persisten sin que les prestemos atención se llama procesos automáticos.

Una forma de la distinción entre procesos automáticos y controlados atañe al fenómeno de la recuperación. La memoria explícita concierne a las situaciones en las que uno está consciente de realizar procesos cognoscitivos en el esfuerzo por recuperar algo. En otras situaciones se muestra que nuestros sistemas cognoscitivos y neuronal recuperan datos sin que seamos conscientes de buscarlos en la memoria. Esto se denomina como memoria implícita. Así los psicólogos de la cognición estudian cuestiones sobre la representación de los conocimientos humanos y su aplicación tal como se observa en los actos de las personas.

Temas de la psicología cognoscitiva

Algunos temas de la psicología cognoscitiva son: atención, reconocimiento de patrones, memoria, organización del conocimiento, lenguaje, razonamiento, solución de problemas, clasificación, conceptos y categorización.

También considera los hechos mentales de muchas formas. Los psicólogos de la cognición no enfatizan las diferencias individuales en los eventos mentales. Pues estos expertos se abocan sólo a la indagación de algunas. Estos factores suscitan una pregunta ¿qué factores dieron al campo su perfil actual? Para responderla, tenemos que sumergirnos en la historia de la psicología.

Antecedentes de la psicología cognoscitiva

Hasta la aparición de la psicología académica a finales del siglo XX fue emprendida los hechos mentales desde un punto de vista empírico. Wundt establece un programa de investigación destinado a establecer la psicología como una ciencia natural, y creo lo que se le conoce como estructuralismo. Para Wundt la mente era un activo dedicado a combinar o, para ser precisos, a sintetizar los elementos mentales básicos. Su técnica fue la introspección.

Un aspecto de la obra de Wundt que habría de tener implicaciones decisivas para psicología cognoscitiva fue su decisión de dividir el objeto de la psicología en dos clases. Creía que el desarrollo de la vida mental estaba tan influido por la cultura y el lenguaje que los procesos mentales superiores, que dependen del lenguaje y la cultura, no se estudiarían con provecho mediante las limitadas técnicas de observación en el laboratorio.

Kulpe y un grupo de investigadores empezaron a aplicar la técnica experimental al problema del pensamiento. Y así formaron la doctrina del pensamiento sin imágenes, que se refiere a la idea de que algunos hechos mentales no se clasifican en concordancia con ningún contenido sensorial que lo acompañe. Evidentemente buena parte del trabajo de los psicólogos modernos de la cognición se relaciona con estas ideas.

Los psicólogos prestaron atención al conductismo. Durante los 50 o 60 años del siglo XX, muchos psicólogos estaban convencidos de que esta teoría era básicamente el único método correcto para elegir una ciencia de la conducta. Hacia 1960 renació el interés de los hechos mentales.

Investigación de los factores humanos en la Segunda Guerra Mundial

Los investigadores de los factores humanos se ocupa de los problemas de las interacciones de máquinas y seres humanos, particularmente en lo que atañe al mejoramiento de las destrezas y el desempeño de los últimos.

Donald Broadbent encontró que los trabajadores se guiaban por la información, o retroalimentación, que les proporcionaban las máquinas. Su trabajo refutó la idea de que los seres humanos esperamos pasivamente a que los estímulos incidan en nosotros. Y que el proceso de información de los seres humanos era muy parecido a los servomecanismos que controlan las máquinas complejas.

Máquinas de cálculo

Shannon razonó que la función de la información era reducir la incertidumbre sobre determinados acontecimientos futuros. Y los psicólogos utilizando su código binario los llevó a idear modelos de conducta basados en las ideas de la retroalimentación y las operaciones binarias (re refiere a que la información se expresa con dos elementos). Se creía que la complejidad de los actos humanos de la velocidad de los hechos neuronales y el hecho de que tuviéramos miles de millones de neuronas.

-Lingüística

Casi todas nuestras elocuciones tienen un propósito: comunicar algo. La lingüística es la disciplina que estudia la estructura del lenguaje. La psicolinguistica es el estudio del lenguaje desde una postura psicológica más que lingüística. El lingüista quiere entender la organización del lenguaje, sus regularidades que sean mas o menos universales. El lenguaje parece estar vinculado al pensamiento. El lingüista espera que, al describir sus principios de organización, también se revelaran las leyes de pensamiento.

-Neurocomputación

Derante 1949 D. O. Hebb planteo la hipótesis de que el sistema nervioso podría definirse como una sucesión de cambios de los estados neurológicos que el cerebro calcularía como una función de sus experiencias con determinados estímulos; es decir, que a medida que el cerebro procesaba ciertos tipos de estímulos , las actividades del procesamiento daban por resultado cambios estructurales en el cerebro. Entonces de acuerdo con Hebb, un conjunto más bien grande de neuronas establece una conexión sináptica con otro conjunto grande.

Rosenblatt (1958), en su opinión, el sistema nervioso se divide en capas. La primera consta de neuronas, cuya tarea es introducir la información del mundo externo. Se trata de las neuronas sensoriales. Estas células sensoriales se comunican con las neuronas de la siguiente capa (la de protección), que son las células de asociación. De acuerdo con Rosenblartt, algunas de las neuronas sensoriales tienen conexiones excitatorias con una célula de asociación, pero otras sensoriales tendrían, con ésta misma, conexiones inhibitorias. Otra capa de las células es la de respuesta, estas vigilan a todas las células de asociación que se comunican con ellas. Las células de activación no tienen influencia en la activación de las sensoriales, pero las de respuesta sí influyen en las de asociación.

En 1967, Neisser publicó su muy esperada Cognitive Psychology, en la que sintetizó muchas de las ideas que se habían filtrado a varios campos. En 1970, se produjo una nueva síntesis con la fundación de la publicación científica Cognitive Psychology. Estas ediciones marcaron la reparación de la cognición como un campo permanente del paisaje psicológico de nuestro continente.

Psicología cognoscitiva contemporánea.

Existen dos formas de abordar la cognición: la teoría del procesamiento de información y la teoría conexionista.

Teoría del procesamiento de la información: se basa en la idea de que muchos de nuestros procesos cognoscitivos ocurren en serie y en secuencia. Cuando decimos que ocurre en serie, significa que se suceden uno tras otro. Cuando los teóricos del procesamiento de la información afirman que la cognición ocurren en secuencia, subrayan la noción de que los procesos cognoscitivos operan en un orden definido, unos antes que otros.

Los psicólogos de la cognición que siguen la corriente del procesamiento de la información sostienen que no hay garantías de que una representación neuronal general averiguable se encuentre en la base de todos los hechos cognoscitivos concretos. Cabe destacar que el cerebro de cada quien coordina el funcionamiento de sus hechos neuronales con sus hechos mentales. Los psicólogos recurren a cierto lenguaje para referirse a los hechos mentales que difiere, por fuerza, del lenguaje con el que los neurólogos explican los hechos neuronales. Tal vez la realidad de los fenómenos depende del lenguaje con el que se describen y no es posible traducirlo a otros términos.

Los psicólogos de la cognición dividen el sistema humano de procesamiento de información en componentes. Esta distinción se basa en parte de la suposición de que algunos actos cognoscitivos parecen muy diferentes de otros.

El primer componente es el sistema sensorial, de donde se genera el código cognoscitivo. En este sistema, se detectan aspectos concretos del ambiente y se comienza a organizarlos. Después de su creación por el sistema sensorial, el código cognoscitivo se traslada a la memoria. Los psicólogos de la cognición distinguen entre la memoria permanente, o inactiva, y la memoria de trabajo. La memoria permanente puede considerarse un vasto receptáculo de conocimientos declarativos y procedimentales. Es un almacén no sólo de hechos, sino también de destrezas y programas motrices que nos permiten movernos y actuar. En algunas condiciones, el procesador central presta atención a la memoria de trabajo; entonces, se activan los elementos trasladados a la memoria permanente y, en esta coyuntura, se elabora y modifica el código cognoscitivo.

La memoria de trabajo es una especie de taller de códigos cognoscitivos. Es el sitio en el que se establecen los objetivos, que a vecen incluyen la modificación de un código. En general la postura del procesamiento de información ante la cognición subraya estas cinco cualidades:

  1. Descripción informativa, significa que de acuerdo con los teóricos del procesamiento de la información, tanto nuestro entorno como nuestros procesos mentales se caracterizan por la cantidad y los tipos de información que contienen. La descomposición recurrente significa que es posible considerar que los procesos cognoscitivos están formados de procesos más simples.
  2. Descomposición recurrente: es que nuestros procesos cognoscitivos guardan un orden jerárquico y que, mediante experimentación sagaz y cuidadosa, seríamos capaces de discernir la naturaleza de tal ordenamiento.
  3. Continuidad de flujo: establece que la información trascurre hacia delante en el tiempo; cualquier entrada de información que se requiera para realizar un proceso cognoscitivo se encuentra en las salidas de otros procesos que lo alimentan.
  4. Dinámica de flujo: afirma que, como los procesos mentales y cognoscitivos coexisten con los hechos químicos y eléctricos del sistema nervioso y como estos hechos toman tiempo, ningún proceso mental ocurre de manera instantánea.
  5. Incorporación física: remite a la idea de que todos los procesos cognoscitivos tienen lugar en un sistema material, que es el sistema nervioso.

Teoría conexionista: se adhiere a una base de neuronal y procesamiento en paralelo. Sostiene que las neuronas no guardan una relación jerárquica entre ellas. Además, afirman que el sistema cognoscitivo tampoco es modular, lo que significa que es posible dividirlo en partes. En cada caso cognoscitivo, los sistemas neuronal y cognoscitivo funcionan como unidades completas, no como sistemas de componentes enlazados.

Metodología de la psicología cognoscitiva

Los psicólogos de la cognición se valen del método experimental, que consiste en manipular alguna variable independiente y observar los cambios que produce en una variable dependiente. Otro método común consiste en medir los tiempos de reacción a la presentación de estímulos. el tercer método al que recurren los teóricos es el uso de computadoras para modelar o simular los procesos cognoscitivos y neuronales. Este método obliga a los teóricos a ser explícitos en cuanto a su teoría.

Validez ecológica

Se refiere a la búsqueda de teorías de la cognición que describan el aprovechamiento de los conocimientos en situaciones reales, cotidianas y contextualizas en la cultura. Significa que los psicólogos contemporáneos quieren acopiar sus datos y resultados de forma que se mezclen naturalmente con toda suerte de actividades que realicemos con nuestro sistema cognoscitivo. Los psicólogos contemporáneos de la cognición están mucho más interesados en cómo se las arregla uno para estudiar, aprender, y recordar el capitulo de un librote texto, que en saber cuantas palabras recuerda un sujeto de una lista que le presentaron antes.

Percepción

Los psicólogos de la cognición llaman “perceptuales” a numerosos procesos cognoscitivos. Los procesos perceptuales son aquellos que toman la información de los sentidos y la transfieren a un código más abstracto. Nuestros sentidos responden a las formas de la energía física. En nuestro sistema nervioso se crea un código que conserva aspectos de esa energía. Cada vez que dirigimos nuestros sentidos, la percepción parece ser más rápida. También advertimos que en ocasiones los procesos perceptuales siguen un orden, una secuencia que manifiesta alguna especie de jerarquía en el procesamiento.

La percepción se logra con una combinación de procesos cognoscitivos, unos que comienzan a elaborar el código sensorial y otros que son inferencias y parten de nuestros conocimientos del mundo.

Anuncios