REALIDAD O FANTASIA…. ¿QUÉ SOY?

 

           

Hoy salí a pasear por la tarde con papá, era un día de verano las calles estaban mojadas y limpias por la tormenta que había terminado de caer…en el parque jugábamos tranquilamente disfrutando del esplendido sol que comenzaba a relucir junto con el arco iris, de pronto papá me subió a un columpio y me paseaba cuidadosamente ya que yo era muy pequeña y dependía en gran medida de él… hubo un instante en que papá se separó se mi para ir a levantar a un niño que se había caído de su bicicleta, por lo que yo al quedarme sola, comencé a llorar y a tratarme de bajar del columpio, pero cuando lo intente, mis manos resbalaron y me caí pegándome fuertemente en la cabeza y…..

 

            …¿Dónde estoy? Pregunte de repente a un señor que mire en la calle una tarde de otoño, el me respondió estas en Venecia… y ¿qué hago yo en Venecia? –pregunte desconcertada no lo sé- respondió con una sonrisa irónica y se fue…camine por las calles, sin rumbo fijo y sin saber quien era yo… de pronto me encontré a una amiga que caminaba por los mismos rumbos  y me dijo -¡hola!, ¿ya estas lista para ir al concierto? Desubicada le pregunte a cuál concierto, por lo que me respondió al de los hombres G, yo le respondí si, solo que hazme un favor, acompáñame a mi casa, ella accedió y me llevo a mi casa, era una casa grande, con muebles contemporáneos y en la cual se encontraba mi familia… -tal parece que mi realidad había vuelto-  le agradecí y quedamos de vernos a las siete para pasar por otros amigos e irnos al concierto. Estaba arreglándome par ir al concierto cuando de pronto veo a mi abuela en el espejo, mi abuela que había fallecido hacía ya doce años, le pregunte que hacía allí en tono agradable y suave, ella respondió que solo quería saludarme y saber como estaba, a lo que yo le respondí que muy bien y que pronto iría a un concierto. Ella se despidió y prometió volverá para charlar un poco más y yo estuve de acuerdo.

 

            Se hicieron las siete y pase por Caty para ir al concierto, ya fuera del auditorio del concierto vimos a los demás amigos, Luis, Franco, Hilda, Edgar, Esther, Josué y Sahara, entramos al concierto, yo me sentía un poco mal, angustiada y desubicada, pero no le di importancia, al poco tiempo de iniciado el concierto me retiro un poco de con mis amigos para dar una vuelta, cuando voy caminando y mirando a la gente veo a un muchacho joven, el cual me mira fijamente y yo correspondo su mirada, me invito a bailar y a pesar de ser un concierto y no un baile, bailamos como locos toda la noche, yo me sentía realizada, pues su mirada realmente me había cautivado, paso la noche y regrese con mis amigos pero en compañía de mi “nuevo amigo”, termino el concierto y él se ofreció a llevarme a mi casa, por lo que yo accedí, era tierno, agradable y sentía que lo conocía de mucho tiempo, cuando llegamos a casa, me pidió mi numero de celular, se lo di, nos despedimos y fui a dormir con una gran satisfacción y alegría, además de tener la esperanza de volverlo a ver.

 

            Al día siguiente, fui a la universidad como un día cualquiera, pero de regreso a la universidad me encontré con mi abuela que un día anterior la había saludado en el espejo, le salude amablemente y me platicaba de cómo había estado, y que esperaba que algún día fuera a visitarla, por lo que yo le prometí que pronto iría a conocer su nuevo hogar, así cuando iba llegando a casa, ella se despidió y se fue quien sabe a donde, pues desapareció de una forma misteriosa. Llegue a casa, comí y pensaba en mi nuevo amigo “José” ese era su nombre, cuando de repente suena mi celular y me doy cuenta de que era él, me saludo y yo con un brillo especial en los ojos y un tono de voz alegre le conteste que muy bien, me invito a salir y por la tarde y la noche estuvimos paseando por un parque, un parque que yo recordaba de hace años, pero que en realidad nunca había estado ahí, ignore ese sentimiento y nos la pasamos muy bien. Ya en la noche me llevo a mi casa, y quedamos de vernos al siguiente día. Me fui a la cama con una gran sonrisa y con ganas de adelantar el tiempo para volverlo a ver……pero ¡OH Dios! ¿Qué esta pasando?…..

 

            Al días siguiente me encontraba en un calabozo del cual se me acusaba de homicidio, yo preguntaba a quien había matado y me decía fuiste cómplice de un genocidio…..-¡yo no!, no, no, no….- ahí pase toda la mañana esperando y pidiendo un abogado, el abogado llego y me dijo que por la situación no podía hacer nada por mí… yo gritaba que me sacaran de ahí, que yo no había hecho nada…. Me daban de comer los desperdicios, lo peor…  y me lo tenia que comer porque el hambre eran insoportable…. Me acosté sin poder dormir y lloraba toda la noche tratando de saber que había pasado, pero sin respuesta alguna…. Al día siguiente me toco limpiar los baños y ayudar con la limpieza en los pasillos. Mientras lo hacia me insultaban y me gritaban asesina, yo gritaba desesperada que yo no era asesina, pero nadie me escuchaba, pase la noche de nuevo sin dormir y pidiendo a Dios me perdonara de no saber que había hecho en realidad…..alrededor de las 5 a. m. me quede dormida por unos cuantos minutos…. Cuando me despertó el ladrar de un perro, estaba en una ciudad, vestida de payaso y con muchos niños a mi alrededor… comencé a jugar con ellos y nos reíamos a carcajadas, estaba feliz y los niños me llamaban chistina, bailábamos, gritábamos y realmente me sentía una niña de verdad, contamos cuentos, inflamos globos, brincamos, corríamos y éramos en verdad muy felices, al llegar la noche fui a dormir a casa con mi perro llamado risin, un perro blanco y muy bonito, cansado de bailar y jugar caímos rendidos por lo que no nos despertamos hasta las 10 a. m. del día siguiente, fuimos a desayunar tortas y después a jugar con los niños, de nuevo bailamos, reímos y éramos realmente felices, ese día llegamos a casa, cenamos, platicamos y nos fuimos a dormir, yo estaba muy agradecida con Dios por ser tan feliz….Al día siguiente…..

 

 

            Desperté y estaba en un cementerio, sentada en una lápida y viendo a la gente llorar…. Yo me preguntaba quienes eran los familiares para darles el pésame… cuando me arrime al fertro para ver quien estaba allí…. ¡Oh sorpresa! ¡Era yo!… pero si yo no estoy muerta, véanme, estoy aquí, ¡mírenme! Soy yo, no Dios yo no puedo estar ahí, esto es horrible… por favor no se vayan, vean que estoy aquí…. Dios no permitas que esto pase…. ¡ayúdame!… así paso ese día gritando que no me dejaran ahí, que ese no era mi lugar… pero eran gritos en vano, nadie venia a ayudarme….me acosté y me puse a esperar….mire fijamente una cruz cuando de pronto estaba en un hermoso parque, ahí estaba Joshúa, mi Joshúa, lo mire, y él me vio, nos saludamos y me invito a comer, estaba tan guapo, con una camisa cuadrada, un pantalón de mezclilla, recién afeitado y con un aroma realmente inconfundible, comimos y durante la comida me miro fijamente… me vi. en su mirada y supe que era él a quien había estado esperando toda mi vida y con quien quería pasar toda la eternidad si fuera posible… me pidió ser su novia y yo sin dudarlo conteste que si…. Fue un momento realmente maravilloso, cuando íbamos de regreso a casa, platicamos y expresamos de lo afortunado por tenernos el uno al otro, llegando a casa, me miro fijamente se acerco a mi y me beso… fue un beso tierno, con amor, pasión y ternura, nos despedimos y corrí rápidamente a contarle a mamá lo que había pasado… ella se alegro mucho por mi, me felicito y me dijo que cuidara y valorara ese amor a cada día, con cariño, ternura y mucho cuidado y delicadeza. Le agradecí a mamá por eso y me retire a mi cuarto a realizar mi tarea… hice mi tarea de ka universidad del siguiente día y ya era tarde cuando me acosté a descansar un poco.

 

 

            Al despertar de nuevo…. Me encontraba en un palacio, un palacio lleno de flores, empleados  y mucha gente a mi servicio, estaban esperando mis ordenes para que mandará viáticos a una comunidad como regalo de navidad, ya que esa comunidad era de las más pobres de Inglaterra y yo deseaba que tuvieran una noche buena sin carencias, di la orden e inmediatamente obedecieron mis ordenes…. Hubo un instante de silencio en mí cuando escuche a lo lejos la voz de un médico que decía –se nos esta yendo, por favor administre más medicamento- era una voz lejana por lo que no hacía mucho caso… realmente me sentía satisfecha con lo que había hecho por lo que no tenían que comer en noche buena… al poco rato llego un caballero, de físico fuerte, con una mirada muy luminosa y lleno de felicidad… me dijo…-a donde iremos hoy, mi vida- comprendí que era mi esposo, le respondí –iremos al lago- él accedió y fuimos ambos al lago, ahí platicamos de los dos ampliamente, nos reímos y le manifesté el orgullo que sentía de ser su esposa…. Paso el tiempo y regresamos al castillo, cenamos y fuimos a dormir…..

 

Al día siguiente, yo estaba en lista para ir a la universidad, me levante y fui apresurada, ya que se me había hecho un poco tarde, en el transcurso de la clase me quede dormida, y de repente me encontraba en un barco, un barco que no tenía destino, ya que se encontraba perdido en medio del mar, ahí yo era una más del equipo, me tocaba limpiar y ayudar a hacer la comida en lo que los demás realizaban los demás quehaceres…. Transcurrieron 10 días hasta que tocamos tierra, una tierra desconocida, con pocos habitante de razas blanca y negra… nos comunicamos por medio de señas y al fin logramos entender que era un país llamado Gitroblita, ahí la gente vivía feliz, no había guerra ni discriminación y yo disfrutaba el estar con esa gente… llegada la noche fuimos a dormir en una cabaña cálida… ahí nos quedamos dormidos rápidamente debido al cansancio en el barco… al despertar ya había terminado la clase en la universidad y se me había pasado entregar mi tarea… De regreso a casa Joshúa me acompaño y platicamos mucho de lo que nos pasaba, nuestros proyectos y lo bien que nos sentíamos viviendo en Venecia. Llegando a casa nos despedimos y prometimos vernos en la noche, yo entre a casa y comí con mi familia, pasamos un rato agradable y posteriormente nos fuimos cada quien a su cuarto, de repente recordé que tenía que haber pagado unos libros en la librería de la esquina de la casa, por lo que me levante y fui corriendo hasta la tienda, cuando iba corriendo… de repente comencé a escuchar mi nombre, vía  mucha gente a mi alrededor y me di cuenta de que estaba en un estadio en el cual yo estaba participando a nivel mundial por la medalla de oro, mi prueba era la de  800 metros, corría y corría cada vez con más potencia, cuando me faltaban 200 metros para llegar a la meta me encontré en un lago, iba nadando y tenía que llegar al otro lado lo más pronto posible, nadaba cada segundo con más intensidad, hasta que por fin cuando me faltaban 50 metros para llegar al otro lado del lago, me encontré en un desierto, ahí sola y del cual tenía que salir, camine por horas y horas, hasta que por fin cuando llegaba a un oasis caí rendida, sin fuerzas y sin ganas de seguir, necesitaba algo, no se que, un impulso, un estimulo o talvez una motivación, hasta que llegó un señor de edad adulta y me ayudo a levantarme, me ofreció un poco de agua y me tranquilizo un poco con su platica y su personalidad tan positiva, me repuse un poco y posteriormente él me dijo,  tú pronto encontraras un tesoro, un tesoro que nunca nadie ha podido encontrar, yo pregunte que de que manera si yo no tenia ningún mapa de tesoro ni nada por el estilo, él me respondió no dudes, solo confía en ti y el tesoro lo tendrás en menos de lo que tu crees…

 

            Después de haber descansado, me levante y seguí con mi camino cuando había avanzado alrededor de dos kilómetros de distancia comencé a ver a lo lejos un río, lleno de agua pura, limpia y cristalina, me apresure para llegar al lugar y cuando me faltaban solo un par de metros percibí una fuerza exterior a mi que no me dejaba avanzar, me detuve y observe a mis alrededores, no veía a nadie, pero podía sentirlo, era una paz, tranquilidad, armonía y equilibrio totalmente inexplicables estaban en mi, dentro de mi, de pronto me senté, escuche el agua que corría y me sentí feliz, dichosa, satisfecha, sin preocupaciones ni nada que me agobiara, en ese momento ya no importaba nada, solo esa sensación placentera que me hacia sentir la persona más rica del mundo al tener esa sensación de paz, justo ahí en ese lugar donde me senté a escuchar el sonar del rió, comencé a sentir que el lugar donde yo estaba se estaba derrumbando, hubo un instante en el que sentí miedo, pero en cuestión de segundos caí a un lugar, una cueva llena de naturaleza, parecía que veía el mismo paraíso, me senté en una piedra blanca que parecía un diamante, ahí contemplaba todo a mi alrededor, a lo lejos comencé a ver una silueta que se acercaba a mí, era un varón fuerte y sensible a la vez, se acerco a mi y me di cuenta de quien era, era Joshúa, a quien tanto quería y de quien me había enamorado, me tomo de la mano y nos fuimos los dos juntos, si juntos hasta la eternidad en donde ya no habría angustias, sufrimientos ni nada que nos pudiera separar….de pronto se escucho la voz de un doctor que dijo: -si en esta se nos va, ya no la podremos recuperar- y se escuchó un largo sonido…….piiiiip…..

Anuncios